lunes, marzo 30, 2009

Muerte lenta

Vi una película acerca de un chico gay mormón, muy lindo el maldito. Los mormones me agradan, me gusta su forma de vida, podría ser mormón si no fuera por su absurdo hábito de adorar a Dios. Me desvelé viendo esa peli y también porque tenía trabajo por hacer, sin embargo parece que soy más eficiente desvelado que bien descansado. Normalmente no me puedo concentrar en el trabajo, pero con al cansancio es más difícil que me distraiga y pongo más atención.

Una cámara con zoom 10x tiene muchas aplicaciones, le puedo tomar fotos a la gente sin que se de cuenta, así que estuve tomando algunas de chicos guapos (para mi gusto), es como fotografiar la vida silvestre pero en la ciudad, el chiste es que el objetivo no lo note.


4 comentarios:

Enrique dijo...

¿No será mejor la muerte chiquita?

:D

Salados!!

Enrique dijo...

...mmggrhhh...

Insisto, me pasa con mas frecuencia eso de cambiar las letras en las palabras, lo que quise decir fue:

Saludos!!!

Pancho dijo...

jaja, que guapo homero! :D

Enrique dijo...

Ese Cicéron (¿o Cicerón?) tan sabio.