viernes, abril 24, 2009

Epidemia

Definitivamente tengo buena suerte. Ineficiente como siempre, hoy tenía que entregar el borrador de lo que va a ser la presentación de mi seminario, lo cual iba a ser un poco difícil porque no lo había comenzado siquiera. Pero resulta que debido a la epidemia de influenza que apareció en el DF, mi asesora huyó para su casa y ahora tengo el fin de semana para hacer lo que no hice. Siempre pasan cosas así cuando estoy en apuros, aunque ésta es sin duda la excusa más grave que he tenido. Sólo espero no contagiarme.

1 comentario:

Pancho dijo...

Uf, hay que andarse con cuidado estos dias! aproveche pa avanzar :D
saludosos