lunes, mayo 26, 2008

Madurez y amor

¿Qué es la madurez? Pues yo creo que nadie tiene una respuesta concreta porque es un concepto más bien subjetivo. Normalmente se define mediante una serie de virtudes que tiene que alcanzar una persona para ser considerarda madura. Sin embargo no creo que esa sea una buena forma de definir la madurez. Podría ser deseable porque alcanzar un estado en que se eliminen los defectos y se acentúen las virtudes nos convertiría a todos en no solo personas maduras sino en personas buenas.

Pero cada quien evoluciona como quiere, o como se le condiciona, pero lo hace de distinta forma al resto de la gente. Y no necesariamente alcanza lo que normalmente se consideran cualidades propias de la madurez. En internet pude encontrar definiciones como ésta:

[ +++

En seguida se sugieren algunas de las características de la persona que ha acumulado verdadera madurez.

* Acepta con gratitud que se le critique y aprovecha las críticas para superarse.
* No se entrega a la autocompasión. Ha empezado a creer que las leyes de la compensación funcionan en todas las cosas de la vida.
* Nunca espera ser tratado con especial consideración por otras personas.
* Sabe controlar sus arranques de mal genio.
* Se enfrenta a las emergencias con serenidad
* No se deja herir fácilmente en sus sentimientos.
* Acepta la responsabilidad de sus propios actos sin escudarse en excusas.
* Ha superado la etapa de pretender de la vida "el todo o el nada" y reconoce que ninguna situación o persona es totalmente buena o totalmente mala; además, ha empezado a apreciar las ventajas de "el justo medio".
* No se impacienta ante retrasos razonables. Ha aprendido que él no es el árbitro del universo y que frecuentemente tendrá que ajustar su voluntad a la conveniencia de otras personas.
* Es buen perdedor. Puede tolerar la derrota y la decepción sin quejas ni lloriqueos.
* No se preocupa indebidamente por las cosas que no puede remediar.
* No es dado a jactarse ni a exhibirse en acciones socialmente inaceptables.
* Se alegra sinceramente ante el éxito o la buena suerte de otros. Ha superado los sentimientos de envidia y de celos.
* Tiene la suficiente amplitud mental para escuchar reflexivamente la opinión de otros.
* No busca continuamente defectos en otras personas.
* Planea con anticipación en vez de confiarse en la inspiración del último momento.

Por último, en términos de madurez espiritual sugerimos:

* Tiene fe en un Poder Superior a sí mismo.
* Se considera como una parte integral de la humanidad y se preocupa por contribuir positivamente en los grupos de los que es miembro.
* Obedece en su esencia espiritual la Regla de Oro: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo".

+++ ]

Los puntos anteriores son muy deseables en una persona madura, pero a mi parecer no reflejan realmente lo que es la madurez. Esta otra lista me parece mucho más acertada:

[ +++

* La madurez no es solo una etapa cronológica de la vida sino un estado mental, una actitud y la personalidad es como un abanico que se despliega y no necesariamente madura en forma integral.
* La falta de aceptación del esquema corporal impide el paso al mundo adulto y todos sabemos los esfuerzos y sacrificios que hace la gente para parecerse a los ídolos del momento cualquiera sea su edad.
* La inmadurez emocional está relacionada con lazos afectivos arcaicos difíciles de romper, dependencias, miedos, debilidad del yo que prefiere vivir como una prolongación de otro.
* La inmadurez social se refleja por la no aceptación de la propia unicidad, por pretender ser otro y no ser el que se es.
* La coherencia interna es un elemento clave para definir a una persona madura, ya que pensar, decir y hacer lo mismo sin contradicciones eventuales y con convicción son condiciones que no pueden estar ausentes en ella.
* Esa coincidencia entre el adentro y el afuera le permite protagonizar la vida sin apuntador sin necesidad de definirse nunca, porque una persona madura cambia y sólo se la puede definir en una lápida.
* Y es también la que se responsabiliza y se compromete, respetando sus tendencias y teniendo en cuenta su medio y sus semejantes cuando se decide a tomar una decisión para insertarse en la sociedad.

+++ ]

Estoy completamente de acuerdo en que la coherencia interna es lo que define a una persona madura, y no una serie rígida de cualidades que más bien denotan lo que debería ser una persona madura. Entonces es sensato pensar que existen muchos tipos diferentes de personas maduras. Y no todas ellas tienen que ser "buenas". Es decir, una persona puede ser madura pero a la vez cusar daño a los demás. Todo eso depende del crácter de la persona, de la formación que tuvo y de la situación en que vivió antes de elacanzar la madurez.

Yo mismo conocí un muchacho que aparenta ser una persona muy madura y sensata pero que sin embargo le causó mucho sufrimiento a personas que lo quisieron, incluido yo. La madurez al parecer siempre tiene un atractivo especial para las demás personas, y eso siempre hace pensar que una persona madura es mejor y más deseable para establecer una relación sentimental que una persona inmadura.

Sin embargo, como traté de hacer ver, no todas las personas maduras son buenas personas, y realmente uno se puede encontrar con sorpresas más que desagradables, en especial si no tienes nada de experiencia en estos temas, porque fácilmente se pueden aprovechar de ti. De todo esto creo que una persona que es realmente madura si debe poseer necesariamente el valor de la sinceridad. Nunca nadie debería mentir sobre sus verdaderas intenciones, la mentira destruye la comunicación y provoca toda una serie de problemas que pueden llegar a ser muy graves. Una persona no interesada en ningún tipo de relación afectiva debería dejar muy claro sus intenciones y no hacer creer a la otra persona que puede llegar a sentir algo por ella. Como leí en cierta parte: "Las personas se enamoran" y no deberían engañarte haciéndote creer que hay amor cuando solo quieren una relación superficial pasajera.

Desgraciadamente me tocó encontrar a una de estas personas, que por donde le vieras te hacía pensar que era lo máximo, muy responsable, amable, muy centrado pero sin embargo muy mentiroso y sin intención de compromiso. Y este tipo de personas desgraciadamente te llegan al corazón por su forma de ser, pero cuando menos te das cuenta te dejan caer de la ilusión y siguen como si nada. Madurez total porque ni siquiera se inmutan y siguen haciendo su vida de lo mas lindo. Tienen derecho en ser así, es una forma muy respetable de vivir, inclusive se perdona que no les importe los sentimientos de la otra persona, pero lo que no se vale es que para conseguir lo que quieren te mientan y te hagan creer que su intención es otra.

En cierto aspecto creo que soy maduro, porque soy perfectamente coherente en lo que pienso, a veces no en lo que hago, pero si en lo que quiero. Sin embargo también soy esencialmente inmaduro porque nunca creo que las cosas están terminadas. Ahora debo decidir si quiero madurar completamente, ni siquiera sé como quiero hacerlo. Pero creo que ya es necesario, espero elegir el camino correcto, de eso depende mi felicidad, aunque no sea igual a la felicidad que siempre soñé.

2 comentarios:

Enrique dijo...

Larga esta lectura, pero logré llegar hasta el final. Interesante eso de la madurez, me recuerda eso de los valores. Me recuerda que yo en secundaria, cuando una profesora preguntaba si conocíamos los valores humanos yo me quedaba mudo porque no sabía que existía ese concepto. También no conocía el concepto de madurez, ahora que leo tu escrito, pues sigo sin saber bien que es la madurez. No he evitado compararme con personas que he conocido o conozco, siempre he creido que soy inmaduro, porque no he tenido las experiencias que muchas de esas personas si han tenido, pero que caray, a fin de cuentas mis condiciones de vida, mis acciones, necesidades, pensamientos, etc., me han hecho lo que soy y creo que finalmente no esta nada mal el resultado. Pero finalmente también somos en parte lo que los demás piensan de nosotros, y como sobre mi las opiniones son de lo más variado para que preocuparse tanto. Saludos!!

Manuel dijo...

¡Hey! Gracias por el comentario. Personalmente no me gusta dejarme influir por lo que piensen de mí, siempre he tenido problemas para comunicarme con los demás y de ahí que no me haya adaptado nunca. Ahora quizás lo lamento un poco, pero sé perfectamente lo que quiero y como lo quiero y no hay marcha atrás.