martes, octubre 27, 2009

Gatorade

El domingo fui al ciclotón de 32 km del Disrito Federal, aunque yo terminé recorriendo como 40 km porque empecé en el auditorio nacional en vez de la fuente de la Diana y además me perdí en Chapultepec, y di vueltas de más. Pero en fin, a lo largo del trayecto había puestecitos (estaciones de hidratación) que te daban agua simple, agua de sabor (de herbalife, no sé que era exactamente porque no me atreví a probarlo) y gatorade. Primero no quería tomar líquido porque ya me estaban dando ganas de ir a orinar, pero como a los 10 km me dio sed y vi un puesto de gatorade, me detuve y como vi que el encargado apenas estaba preparando el agua (agua de garrafón + gatorade en polvo) decidí esperar, entonces me ve el encargado y me dice que mejor siga porque adelante hay otro puesto.

Pues bien, le hice caso porque pensé que con "adelante" se refería a los otros puestos que había junto al de él, avancé y no vi ningún otro puesto de gatorade (solo del herbalife que no quise probar), y me dije "supongo que se refiere al puesto que debe estar tras de este puente", (porque el circuito pasa por una avenida que tiene como 8 puentes bien grandes y difíciles de subir), pero no, tras del puente no había nada, entonces pensé que se había referido al puesto que seguramente se encontraba al siguiente kilómetro, pero tampoco, cuando llegué al kilómetro siguiente no había ningún puesto. Ahí me di cuenta que tendría que esperar hasta la siguiente estación de hidratación (que yo suponía que había cada 4 km), continué con mucho ánimo (y con mucha sed) y cuando llegué al kilómetro 14 ¡no había nada!

Desde ahí me la pasé maldiciendo al puto encargado mientras me preguntaba dónde vergas estaba el puesto de gatorade. Bueno, tuve que recorrer 12 km (ya van 22 km) para encontrar la siguiente estación de hidratación (en donde ni siquiera habia gatorade, solamente agua simple) para poder beber algo. Por fin el puesto de gatorade estaba 4 km más adelante (o sea a 16 km del que me dijeron que pasara al siguiente). Hasta me dieron ganas de regresarme e irle a decir al puto encargado que su famoso puestesito estaba hasta la chingada de lejos.
Pero bueno, acabé el recorrido bastante rápido y sin mayor incidente que el intento de homicidio por parte de gatorade.

4 comentarios:

Pancho dijo...

ay pobresito, te hubieras regresado a romperle su madre!..bueno no! oye que buena onda, todo un deportista :D
un saludo Manuel

Enrique dijo...

Oralessssss, que sueños tan complicados los tuyos, suena como a sueño fractal o una de esas casos que no entiendo!!!

Enrique dijo...

BUenas fechas estas navidegnas y buen fin de agno.

Enrique dijo...

¿Y qué te has hecho por estos días?