martes, septiembre 08, 2009

Accidente

Me volví a caer de los patines (cosa no tan rara). Lo interesante es que mientras caía me dio tiempo de pensar qué hacer para lastimarme lo menos posible. El primer golpe me lo di en las palmas de las manos y en las rodillas, pero esto no me detuvo porque iba muy rápido, así que entonces decidí rodar, y ... voilá, casi no me raspé, aunque sí quedé bastante adolorido del primer golpe en las palmas. La próxima vez que caiga rodaré sin dudarlo (o bien podría usar mis rodilleras coderas y muñequeras si no me diera flojera cargarlas).

1 comentario:

Pancho dijo...

Hola Manuel! a mi luego me da una sensación de cámara lenta en que, increiblemente tu cuerpo reacciona rapidamente aunque todo lo vislumbras lento...bueno una verga asi,
que tengas bonita semana
besos y demás